Callejon Informativo

Información, Opinón y Análisis

Callejón Informativo
Por: José Alam Chávez Jacobo

Candidatura del PRI a Gobernador se disputa en tres selecciones
La selección A es la que posiciones las propias élites del establishment mexiquense
Cada uno hace lo que cree que debe hacer para posicionarse
Se reúne Durán Reveles con Laura Rojas y Juan Sánchez. ¿Proyecto común?
Lejos Osorio, de ser un alcalde que refleje el poder de Valle de Bravo
Hacen mal quienes menosprecian el proyecto de Eduardo Neri

La candidatura al Gobierno del estado de México se disputa en tres selecciones al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI): la selección A conformada por nombres que posicionan la propias élites de este instituto, la selección B donde hay gente externa a los espacios de poder locales, cuyos nombres no considera el establishemt en la codiciada terna del imaginario y la selección C con mexiquenses que se acomodan en un escenario de desastre interno.

En la selección A aparecen José Manzur Quiroga, el secretario General de Gobierno; Alfredo del Mazo Maza, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la LXIII Legislatura Federal; Carlos Iriarte Mercado, el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI y Ana Lilia Herrera Anzaldo, la secretaria de Educación.

En la selección B se ubica a priistas incrustados en el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto como Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo y Previsión Social; Ernesto Nemer Álvarez; procurador Federal del Consumidor; Ricardo Aguilar Castillo, subsecretario de SAGARPA; la Senadora del Partido Verde, María Elena Barrera Tapia y la secretaria General del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Carolina Monroy del Mazo. A la mayoría de estos personajes se coloca en los comentarios de los representantes de las élites como priistas que no aceptaría el jefe estatal del priismo, Eruviel Ávila Villegas.

En la selección C se observa a Cruz Juvenal Roa Sánchez, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la LIX Legislatura Local; César Nomar Gómez Monge, el secretario de Salud mexiquense y hay quienes sugieren no descartar a Jorge Olvera García, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), a quien la oposición al partido de mayoría considera un buen perfil para el 2017.

Obviamente por todos lados se habla de Alfredo del Mazo, en lo que se refiere a las opciones del PRI, una y otra encuesta lo coloca como el perfil con mayor nivel de conocimiento en el estado, lo cual resulta natural tomando en cuenta el poder de la franquicia del Mazo, aunque las cosas en su partido están muy complejas y no hay nada definido.

El establishment del estado de México posicionó desde hace varias semanas que las cartas fuertes son Manzur, del Mazo, Iriarte y Herrera Anzaldo, a partir de los cuatro nombres se arman ternas, con uno y con otro a la cabeza, mientras que en el escenario alterno dentro del propio oficialismo hacen lo suyo quienes se mueven en las selecciones B y C.

En la lista de las cúpulas de poder Manzur juega muchas posibilidades tomando en cuenta que tendría el respaldo de todos los grupos del PRI, los afines al grupo en el poder en el estado y los fieles al mandatario nacional, conoce a fondo tanto la estructura partidista, como la administración pública, pero también a quienes toman decisiones en la oposición, tiene el control político en la entidad y no generaría divisiones.

Los detractores del numero 2 en el gabinete estatal consideran que su debilidad es que no puntea en las encuestas, sin embargo se contradicen cuando afirman que ninguna acertó en los ejercicios pasados, casi en ninguna Gubernatura y menos aún en la reciente elección de Estados Unidos de América.

La fuerza de Alfredo del Mazo es ser nieto e hijo de un ex gobernador del Mazo, contar con el poder de esa franquicia, muy cercano al presidente Peña y los niveles de conocimiento en cualquier encuesta. Iriarte es un priista surgido desde las bases, producto de la cultura del esfuerzo, conoce a los diferentes liderazgos de su partido, cuenta con amigos en otras fuerzas partidistas y en este momento tiene en sus manos la fortaleza de ser el presidente del CDE.

Del Mazo e Iriarte tienen la particularidad de ser políticos de Huixquilucan, donde en algún momento tuvieron rivalidad o quizá persiste, pero además resulta una gran incertidumbre saber qué haría el primero si el segundo es el candidato y viceversa. ¿El PRI puede sortear una división?

Ana Lilia Herrera juega sus tiempos, es una mujer con una importante trayectoria en el estado; ha sabido escalar en cargos públicos aprovechando el impulso inicial del ex Gobernador Arturo Montiel Rojas, desempeñó relevantes cargos partidistas como líder estatal del PRI, conoce la administración pública y ganó elecciones diversas. En la coyuntura actual pareciera que las mujeres no están ganando elecciones, que no son competitivas, pero a pesar de ello en el PAN y en MORENA se habla de féminas para el 2017.

Son los hombres y mujeres a quienes agradaría lograr la candidatura del PRI el próximo año, cada uno a su manera hace lo que cree que debe hacer para posicionarse y levantar la mano, pero es claro que el establishment tiene plenamente identificadas las tres selecciones que buscan llegar a la final.

Atajos

Por la derecha: El aspirante a la candidatura del PAN al Gobierno del estado de México, José Luis Durán Reveles, se reunió hace varios días con el ex alcalde de Toluca, Juan Sánchez Gómez y la senadora Laura Rojas Hernández, quienes también son considerados en las opciones de dicho instituto, no dio mayores detalles del contenido de las charlas o si tienen la finalidad de construir un proyecto común.
No sería extraño que Durán Reveles, Juan Sánchez y Laura Rojas se fueran en una sola vía al proceso interno para definir candidato tampoco sería imposible que los tres pidan al CEN que la nominación se de la vía de la designación.
Otros aspirantes son el legislador federal Ulises Ramírez Núñez, quien quiere que se defina la candidatura por medio de votación de militantes y también está Juan Carlos Núñez Armas, quien fue coordinador de campaña de Durán Reveles cuando fue candidato a Gobernador. Núñez Armas llegó a ser un elemento clave para Durán Reveles, pero ahora se observan demasiado distantes.

Por el centro: Aunque el alcalde de Valle de Bravo, Mauricio Osorio, presume la protección política de Erasto Martínez Rojas, el jefe de la Oficina de la Gubernatura mexiquense y de Carlos Iriarte Mercado, el presidente del CDE del PRI, es evidente que en un año no logró proyectarse como el alcalde que debería tener un municipio poderoso, por el contrario en su casa luce sin resultados, con pendientes diversos, sin identidad con los vallesanos y fiel a los intereses del empresario Alejandro Martí.

Por la izquierda:
Hacen mal quienes menosprecien la aspiración del alcalde de Capulhuac, Eduardo Neri Rodríguez, pues está decidido a pelear al tú por tú la candidatura del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quizá por lo que implica en una elección de vital importancia para el priismo, pero independientemente de ello es un personaje que supo aprovechar su condición de presidente Municipal, entregando resultados y asumiendo un discurso de poder.
De hecho en su Primer Informe lució fortalecido, mostró un discurso bien elaborado, con alto contenido político y con el mensaje claro de que aspira a ser candidato a Gobernador, entiendo a lo que se enfrenta en el propio PRD y sus tribus.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: