Callejon Informativo en @edomexaldia (29 de Febrero)


Callejón Informativo
Por: José Alam Chávez Jacobo

– Injustificable que la PGJEM deje escapar un presunto delincuente

– No es el único caso bochornoso

– Se acredita que el procurador Castillo no tiene el control de la dependencia

– Después de todo lo que ocurre, ¿qué percepción tendrá la sociedad?

– Le ven fuerza a Francisco Rojas en Izcalli

– Analizan ediles de Toluca temas de seguridad. No asisten los panistas

– Consejo Universitario de UAEM podría salir muy fortalecido

Como si el horno estuviera para bollos, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México nuevamente da la mala nota, dejando mal parado al Gobierno de Eruviel Ávila Villegas, pues en la percepción deja dudas respecto de su contundencia, en el delicado tema que involucra, sobre todo porque resulta injustificable que un presunto delincuente pueda huir sin mayor problema de la dependencia con la ayuda de elementos ministeriales.

No habría severidad pública en el escrutinio si la fuga de César Armando Librado Legorreta, alias “El Coqueto”, se acreditara como el único caso bochornoso de la PGJEM en un periodo de inicio de gobierno, pero el tema que de por sí es grave, toma mayor relevancia porque suma varios donde se observa contundente descontrol en la dependencia a cargo de Alfredo Castillo Cervantes, quien una y otra vez encuentra justificaciones ante lo evidente.

Para los ojos de la opinión pública el responsable directo de las omisiones de esta dependencia es el procurador en turno, quien de por sí lleva sobre sus hombros el penoso desenlace del caso de la niña Paulette Guebara, mismo que no convenció a muchos y aunque el costo lo pagó Alberto Bazbaz Sacal, en los círculos de la PGJEM se acredita que el operador del caso fue Castillo.

Es cierto que quizá Alfredo Castillo tiene a su favor que su permanencia en el cargo es producto de acuerdos que pesan en el contexto político, sin embargo no se puede ocultar que la dependencia sufre un descontrol total, al grado de que ni el mismo abogado puede confiar en sus elementos quienes a la primera dudan de su responsabilidad, como se observa en el caso de quien apodan “El Coqueto”, pero antes sustrajeron un reloj costoso durante el cateo de un domicilio en el DF.

Cuando se conoció la fuga del presunto violador y homicida en Tlalnepantla se buscó una salida al tema, incluso al grado de pretender ocultarlo, pero al final pesaron más las filtraciones y de inmediato se volteo la mirada hacia tres elementos ministeriales, obviamente escudando a los funcionarios de alto nivel, que difícilmente aceptarán que no tienen el control de la procuraduría.

En el círculo de la dependencia mexiquense corren diversas versiones extraoficiales, una de ellas refiere que Liliana Rosillo, adscrita a la Fiscalía de Feminicidios, quien debió dar garantías para evitar casos irregulares en el resguardo del detenido, de inmediato habría dicho a sus allegados que por el hecho podrían rodar otras cabezas pero la suya no porque tiene buena relación con el abogado de los habitantes.

Incluso surgieron filtraciones en el sentido de que es más fácil que caiga la Subprocuradora de Feminicidios que la funcionaria referida, posteriormente se buscaron a otros responsables.

Obviamente el procurador instruyó su propia línea de investigación, sin embargo queda claro que hace tiempo que perdió el control de la procuraduría, que en la dependencia puede ocurrir todo tipo de errores, desde la presentación de un delincuente por otro, malas integraciones de las averiguaciones previas que derivan en la inmediata puesta en libertad de los mismos o incluso en la fuga de sujetos peligrosos como el ocurrido en Tlalnepantla, argumentos que en otros momento habrían sido suficientes para destituirlo.

Quizá hasta el momento el tema no ha detonado en el contexto político, pero seguramente no tardarán los actores que utilicen el tema para hacer señalamientos en espera de cosechar ganancias electorales, ante un tema de alto sentido social, como lo significa la procuración de justicia.

Elementos hay varios para dudar de la efectividad de Alfredo Castillo, quien en menos de un año del actual gobierno ha experimentado diversos tropiezos que hasta el momento no se castigan con severidad. Habrá que esperar si este se acredita como uno más o como el último, lo que se duda.

Atajos

Por el centro: En la búsqueda por la candidatura a la Presidencia Municipal de Izcalli se menciona con insistencia el nombre del legislador federal Francisco Rojas, así como el de David Mendoza Ramos, aunque hay otros nombres más en la puja, apoyados en sus propias condiciones. Francisco Rojas tiene capital económico suficiente para una campaña competida, además de que no tiene un perfil riesgoso como algún otro actor plenamente identificado en el PRI, cuyos nexos con gente de otras entidades en nada le benefician. Mendoza Ramos es considerado gente cercana de Fernando Alberto García Cuevas, actual secretario de Desarrollo Metropolitano, pero no tiene mayor trascendencia entre los grupos priístas locales y se ha desapartado de las estructuras, mientras que Rojas por lo menos construyó una buena relación con Luis Videgaray Caso, en su paso por San Lázaro.

Por la derecha: Ediles del Ayuntamiento de Toluca se reunieron para analizar diversos temas de seguridad pública, donde se abordó también lo relativo al llamado “M1”, asunto que ha sido cuestionado por el síndico y regidores de oposición al PRI, sin embargo llama la atención que a la sesión de trabajo celebrada ayer por la mañana no asistieron los interesados, únicamente estuvo presente Astrid Martínez Limón, no obstante que era un buen momento para encarar el argumento dado que estaría presente el Presidente Municipal, Guillermo Legorreta Martínez, pero quizá los panistas no quisieron levantarse temprano o de plano algunos optaron por preparar sus maletas para su próximo viaje a Europa. Claro, con gastos pagados con el erario público. Ni hablar.

Por el centro2: En los próximos días el Consejo Universitario de la UAEM decidirá quién queda al frente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, donde se declaró un empate técnico entre Ivete Tinoco García y Leticia Contreras. El resultado generará dos reacciones en automático: si se nombra directora a la primera en mención habrá quien siga creyendo que se trató de una imposición; si es el segundo caso, los Consejeros se verán muy fortalecidos y lograrán mayor credibilidad en sus tareas. Simple lógica resultado de las circunstancias de la elección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s