Callejon Informativo en @edomexaldia (6 de Marzo)


Callejón Informativo
Por: José Alam Chávez Jacobo

– Quiere Norberto Hernández candidatura del PAN en Tlalnepantla

– Fue Consejero Presidente del IEEM y luego rompe con albiazul

– Sus vínculos fueron Mendoza Ayala y Ulises Ramírez

– Tiene relación con Videgaray y Ernesto Nemer

– Nerviosismo en priístas de Naucalpan por candidaturas

– Advierte del Toro que no dejará a pasar a Rubén en el PRD

– PAN Toluca; ¿gestor u organizador de bailes públicos?

Norberto Hernández Bautista, un personaje que logró ser Consejero Presidente del IEEM, siendo militante activo del PAN, bajo un acuerdo desde la Secretaría de Gobernación con el Gobierno mexiquense, levanta la mano para contender por la Presidencia Municipal de Tlalnepantla, aun cuando sus últimos pasos lo señalaban cercano al PRI y a Ernesto Nemer Álvarez, cuando fungió como presidente de la Junta de Coordinación Política.

Ulises Ramírez Núñez fue su padrino político desde Tlalnepantla, quien lo colocó como activista de Rubén Mendoza Ayala en la fallida campaña del PAN por la Gubernatura en el 2005, tras fungir como Director de Administración en ese Ayuntamiento, posteriormente desde la SEGOB, donde el Senador era Coordinador de Asesores de Juan Camilo Mouriño Terrazo, fue impulsado para ser presidente del IEEM, circunstancia que lo obligó a renunciar a su militancia activa en unas cuantas horas para poder tomar el cargo, más tarde rompió con el panismo que lo respaldaba.

El líder del Grupo Tlalnepantla acusó de traidor a Hernández Bautista cuando este avaló la postura del PRI a través de sus Consejeros, quienes decidieron que al PAN le corresponderían menos diputados bajo una suma aritmética de votos que no dejo contento a los partidos de oposición y fortaleció al instituto de mayoría. La molestia del albiazul atendió a la creencia de que el entonces presidente del IEEM los descobijo, siendo que este partido fue clave en su ungimiento.

A partir de ese rompimiento Norberto transitó solo, mediante presuntos acuerdos con el priísmo. Al dejar la titularidad del IEEM y cerrado su regreso al PAN, se presumía cercano a Ernesto Nemer en la Cámara de Diputados, a la par de que tomó en sus manos la búsqueda de recursos para la construcción de un templo en honor a San Juan Dieguitopor el rumbo de Cuautitlán.

 La gente de Ulises Ramírez prometió en ese entonces minar el paso de Norberto, cada que tuvieran oportunidad, pero tras el posicionamiento de Rubén Mendoza Ayala y el desequilibrio interno que vive el PAN en la tierra de en medio, el Grupo Tlalnepantla anima el regreso de figuras que en otro momento fueron claves como Marco Antonio Rodríguez Hurtado y de este ex Consejero Presidente del IEEM, sin importar que operaron a favor del priísmo en el pasado reciente.

Los vínculos políticos de Hernández Bautista siempre han sido Rubén Mendoza Ayala y Ulises Ramírez en lo estrictamente local correspondiente a Tlalnepantla, del primero fue Coordinador de Proyectos Especiales, cuyo especial encargo fue el refinanciamiento de la deuda pública, del segundo en mención fue Director General de Administración, justo cuando Jonás Sandoval, otro de los aspirantes del PAN a la alcaldía era Tesorero.

En el aspecto estatal lo fueron Luis Miranda Nava, Secretario General de Gobierno, con quien la SEGOB a través de Ulises Ramírez pactó su llegada al IEEM, así como Luis Videgaray Caso, actual Coordinador General de Campaña del precandidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, pues ambos –Norberto y Videgaray- reestructuraron la deuda de Mendoza Ayala a través de Protego, la empresa de Pedro Aspe Armella. Otros vínculos de Norberto en el PRI son Ernesto Nemer, actual secretario general de Gobierno.

Por eso sin duda resulta interesante que desnude su aspiración de lograr la candidatura del PAN a la alcaldía, pues deja varias dudas en el aire, respecto de los personajes que estarían detrás de sus pretensiones; Ulises Ramírez o el PRI.

 Atajos

Por la izquierda: Mario Enrique del Toro afirma que se registrará como aspirante a la alcaldía de Tlalnepantla por el PRD y muestra su firme decisión de no dejar pasar a Rubén Mendoza Ayala, pese a que el ex alcalde presuma avances significativos en su aspiración, incluso dice que llegado el momento realizará huelga de hambre en el IEEM para refrendar su inconformidad, ya que la llegada de ese personaje al municipio en nada beneficiaría a los habitantes, menos aún ayudaría a los partidos de izquierda si lo abanderan.

Por el centro: El priísmo de Naucalpan anda muy nervioso ante la posibilidad de que el Diputado Federal Sergio Mancilla logre la nominación a la Presidencia Municipal, por lo que en un afán de impedirlo varios bloques que parecían irreconciliables le apuestan a formar una corriente contraria, apostándole incluso a impulsar a ciertos personajes con cargo cuyos nexos con gente cuestionada por sus antecedentes no gratos, perjudicaría sobremanera al PRI. Detrás de esta jugada podría estar la pareja González-Olivares que no se conforma con lo que hasta el momento han logrado a través de la presión política que les caracteriza. Claro, quieren más y poco les importa que su administración transcurra bajo un evidente desorden.

Por la derecha: La lucha por el poder en el panismo de Toluca está a todo lo que da, al grado de que alcanza situaciones álgidas que escapan del control del dirigente estatal, Octavio Germán Olivares. La reciente especie es que diversos militantes piden la destitución del presidente del CDM, Orlando Goujon Ruiz, en una clara respuesta de que cierto edil está en Comisión de Orden por no pagar sus cuotas, sin embargo esto no reduce importancia al argumento que utilizan los detractores del dirigente. Y es que hace unos días organizó, en calidad de presidente del PAN, un baile público, cuyo cartel fue encabezado por Espinoza Paz, bajo la modalidad de acto de financiamiento de partidos, por lo que el Ayuntamiento le concedió la exención de impuestos. La pregunta es ¿el líder municipal fue gestor o en verdad organizó todo el baile? Hay millones en juego y en ese caso ¿cuánto ganó el partido? Si fue simple gestor podría constituirse un acto de evasión de impuestos, porque la Tesorería no validó el boletaje, no se fiscalizó la venta de bebidas alcohólicas y en esa lógica no habría reportes al SAT. Si fue financiamiento, ¿con qué dinero pagó el CDM el anticipo de Espinoza Paz y el cartel del baile? ¿Pidió prestado o lo puso un tercero o sea, un empresario? ¿Gestor u organizador? La clave será saber cuánto se reportó de ganancias al PAN y si el CDE validó la operación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s