Callejón Informativo en @edomexaldia (25 de Abril 2014)

Callejón Informativo
Por: José Alam Chávez Jacobo

– Desnuda Víctor Estrada interés por abanderar al PRI en Izcalli en 2015
– Pero tendrá que decidir cómo quiere convertirse en candidato a la alcaldía
– Como “alfil” de Karim Carvallo o como un personaje independiente al ayuntamiento
– El estilo que adopte será determinante en su campaña si logra la nominación
– No hay que perder de vista que al izcallense le gusta la alternancia
– Recicla Isidro Pastor el juego de los golpes mediáticos
– Sin oposición real el PRI en Naucalpan
– Se moderniza Movimiento Ciudadano

Si Víctor Estrada Garibay quiere convertirse en candidato de la coalición PRI-PANAL-PVEM a la Presidencia Municipal de Cuautitlán Izcalli, y además le gustaría tener una contienda tersa, tendría que ir pensando cómo marcarse como una propuesta alterna y de plano dibujar una línea de separación respecto del “grupito” que comanda el actual alcalde Karím Carvallo Delfín.

Es cierto que el coordinador del Grupo Parlamentario de Nueva Alianza en la LVIII legislatura Local pretende cuidar las formas y por ello toma en cuenta al edil en sus constantes giras de trabajo, pero debería explorar con seriedad sus posibilidades de lograr la candidatura, donde le haría mucho daño que lo consideren como el “alfil” de Carvallo.

Y la verdad no se trata de una falsa grilla orquestada en contra del hermano del secretario de Desarrollo Social de Veracruz, Jorge Carvallo, sólo hay que revisar las diferentes encuestas de Percepción respecto de la administración municipal de Izcalli para poder entender que quien vaya a ser abanderado priísta tendrá que significarse como un personaje alterno al ayuntamiento.

Por eso el ex medallista olímpico está obligado a decidir dos cosas; la primera buscar la nominación con el cobijo de Karim Carvallo y la otra configurarse como un aspirante externo que nada tiene que ver con quienes dominan la toma de decisiones del Ayuntamiento, para que en campaña pudiera tener bases para exculparse de responsabilidades ajenas.

De por sí más de uno de los liderazgos que mueven votos en aquella región observa con recelo al líder de los diputados panalistas y ex Delegado del ISSSTE a quien consideran un forastero en Izcalli, solo hay que recordar que llegó al Congreso Local haciendo campaña en la zona urbana de Toluca, como si fuera “toluco”.

Obviamente el diputado se apega al cobijo de la ley que le permite ser candidato a Presidente Municipal de otra demarcación, pese a que en 2012 fue candidato en Toluca, solamente cambiando su residencia un año antes de la jornada electoral del 2015, tiempos que cumple a cabalidad o quizá ya lo hizo.

Sí ya está empatado con la ley en este sentido está bien pero en Cuautitlán Izcalli no le será tan fácil convencer al electorado de que en tres años se hizo “izcallense” o que siempre lo fue; solo habría que recordar sus fotografías haciendo campaña en las calles del Distrito I de Toluca, sin el cobijo del PRI, solo como candidato de Nueva Alianza.

Y es que el tema de aquella región no es fácil. Eso no lo puede perder de vista el priísmo tradicional de Izcalli pero tampoco la cúpula que tomará decisiones cuando se elijan candidatos, solo habría que echar ojo al pasado reciente para darse cuenta que este ayuntamiento ha sido marcado por la alternancia y que Carvallo no se puso la camiseta de su partido al 100 por ciento.

De 1996 al 2006 Cuautitlán Izcalli fue gobernado por Acción Nacional (PAN) por lo que no puede caber la sugerencia de que fue dominado por la oposición al PRI como resultado del efecto “Fox” y fue hasta el 2009 cuando lo recuperó el Revolucionario Institucional con Alejandra del Moral Vela, como candidata.

De alguna manera del Moral marcó una diferencia con los pasados gobiernos de excesos que protagonizaron los alcaldes panistas Alfredo Durán Reveles y David Ulises Guzmán, pero tal parece que al actual Presidente Municipal no le tocó sufrir al lado del priísmo esos años ya que ahora gobierna con el afán de darle posibilidades al PAN de retomar el control del Ayuntamiento.

La coalición del PRI-PANAL-PVEM encabezada por Carvallo ganó la alcaldía en el 2012 con 97 mil 956 votos, seguido del PAN con 72 mil 921 sufragios, pero la izquierda participó dividida; por ejemplo el PRD tuvo 45 mil 684; PT, Ocho Mil 638 y Movimiento Ciudadano, Cuatro Mil 944 sufragios.

El margen de triunfo parece importante a favor del PRI pero no lo sería si se analiza que la sociedad demostró su hartazgo con la oposición desde el triunfo de Alejandra del Moral, por lo que quienes tradicionalmente no votan por el tricolor se quedaron en su casa, ya que el abstencionismo fue del 33.87 por ciento.

Las cosas podrían ser distintas en 2015, ya que la frivolidad de Karim molesta sobremanera a la población por lo que no tan fácil le darán la oportunidad al PRI de seguir en el poder, cuando los datos demuestran que la alternancia es un fenómeno que le gusta al izcallense. En tal virtud Víctor Estrada tendrá que pensar muy bien de qué manera quiere convertirse en candidato. Ligado a los intereses del alcalde en turno o por la vía de la independencia.

Atajos

Por el centro: Isidro Pastor Medrano, el secretario de Desarrollo Metropolitano, no pierde la habilidad para jugar con los golpes mediáticos. Sigue reciclando las firmas de convenio con las alcaldías para justificar que está trabajando y que da resultados en el gobierno, aunque la realidad pudiera ser inexacta. Cuando iniciaron funciones las actuales administraciones municipales se anunció con bombo y platillo que se consolidarían proyectos metropolitanos en el Valle de Toluca, aprovechando la coincidencia partidista de las alcaldesas de Toluca, Metepec, Zinacantepec y San Mateo Atenco. Ayer, nuevamente se firmó otro acuerdo con visión metropolitana, cuando habría que revisar de qué forma mejoró el transporte público, la coordinación de seguridad pública, dónde están los nuevos socavones regionales que prometieron hace cerca de dos años. Isidro Pastor tendría que responder cómo lograr proyectos de visión metropolitana si la alcaldesa de San Mateo Atenco ni siquiera puede sacar la tarea de su municipio y habría que recordar los estilos contrastantes de las alcaldesas, unas con contundentes resultados y otras en riesgo de perder la plaza por sus omisiones.

Por la derecha: El municipio de Naucalpan es otro ejemplo donde el PRI podría estar en riesgo de perder la alcaldía, pero le ayuda la segunda fuerza política; el PAN, pues hasta el momento no hay un candidato verdaderamente fuerte que esté visible o consolidando una imagen pública. Es claro que a Luis Marrón no le alcanzaría y a su jefe político, Edgar Olvera Higuera, le dio flojera hacer campaña, por eso prefiere ver los problemas de Naucalpan desde la comodidad de su oficina o desde su casa.

Por la izquierda: El partido Movimiento Ciudadano entendió a tiempo la necesidad de adecuarse a las nuevas tecnologías por eso se observa mucha actividad en las redes sociales, y el lanzamiento próximo de una plataforma similar al Facebook que sin duda podría convertirse en una una herramienta interesante para los jóvenes. Aunado a ello su dirigente, Jacobo Cheja Alfaro, mantiene un acercamiento con diversos personajes de la izquierda que de alguna manera son desatendidos por otras estructuras pero que mantienen regiones de dominio y abonan en una elección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s