PROPONEN DIPUTADOS DEL VERDE CASTRACIÓN QUÍMICA A VIOLADORES

El diputado José Alberto Couttolenc Buentello, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Verde, propuso que la inhibición sexual, conocida como castración química, sea considerada como un castigo para los violadores en casos en que las víctimas pertenezcan a sectores vulnerables, además de establecer sanciones de hasta 50 años de prisión por este delito.

En sesión del Quinto Periodo Ordinario, José Couttolenc detalló que la inhibición sexual se aplicaría en los casos en que la violación se cometa contra menores de edad, personas con discapacidad y adultos mayores, además a reincidentes de cualquier modalidad o cuando el acto sea perpetrado por el cónyuge, por los ascendientes contra sus descendientes, entre hermanos, por un tutor contra su pupilo, así como por el padrastro o concubino.

Abundó que la sanción también sería para aquellas personas que cuando cometan la violación estén desempeñando algún empleo, cargo o comisión pública; cuando ejerzan alguna profesión usando vehículos oficiales o cuando el delito sea cometido por quienes hayan tenido una relación con la víctima por motivos laborales, docentes, médicos, domésticos, religiosos o cualquier otro que implique confianza o subordinación.

El legislador señaló que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en los últimos seis meses del año anterior 27% de las mujeres fueron víctimas de intimidación sexual y una de cada 10 sufrió abuso sexual, además de que se iniciaron 23 mil carpetas de investigación por abuso sexual —cuatro mil de ellas por acoso—, 40% de las mujeres dijeron haber sido víctimas de actos de violencia por parte de desconocidos en espacios públicos, y 30% de las trabajadoras han sufrido algún acto violento, principalmente de tipo sexual y de discriminación por razones de género.

El diputado también encabezó, junto con su compañera legisladora María Luisa Mendoza Mondragón y la legisladora Lourdes Garay Casillas, del PES, una valla humana integrada en su mayoría por mujeres frente a las instalaciones del Palacio Legislativo con motivo del Día Internacional de la Mujer y en apoyo a la propuesta de inhibición sexual para los violadores. 

La iniciativa, que plantea diferentes modificaciones al Código Penal del Estado de México, fue remitida a las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales, de Procuración y Administración de Justicia y Para la Igualdad de Género.