HACER OBLIGATORIA LA EDUCACIÓN SUPERIOR, PROPONE MORENA


El diputado Benigno Martínez García propuso que la educación superior en la entidad sea obligatoria y que corresponda al Estado su observancia, por lo que en conjunto con las autoridades federales el gobierno de la entidad deberá establecer políticas para fomentar la inclusión, permanencia y continuidad de quienes estudien este nivel.Ante el Pleno de la 60 Legislatura, que preside el legislador Juan Jaffet Millán Márquez, el diputado de morena planteó además que el Estado proporcione los medios de acceso a la educación superior para las personas que cumplan con los requisitos dispuestos por las instituciones públicas correspondientes.Enviada a las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, la iniciativa de reforma y adición al artículo 5º de la Constitución Política estatal señaló que se trata de cumplir con el Objetivo 4 de la Agenda 2030, la cual establece “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”.Asimismo, busca armonizar este tema con las recientes reformas en la materia a la Constitución Política federal y con lo que al respecto dispone el Pilar Social del Plan de Desarrollo del Estado de México 2017-2023, el cual mandata garantizar una educación incluyente, equitativa y de calidad que promueva las oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida.Agregó el legislador que para asegurar la pertinencia de la educación que cubre este derecho, el Estado realizará y fomentará la investigación en educación que brindará el conocimiento requerido como insumo para el diseño, desarrollo y evaluación de la política educativa pública.Asimismo, todos los programas educativos que implemente el Ejecutivo tendrán como base estudios diagnósticos de la realidad que pretenden impactar y serán objeto de evaluación de forma permanente, cuyos resultados, además de ser públicos, determinarán su eficiencia, pertinencia y, por lo tanto, su continuidad operativa y presupuestal.En este contexto, la Universidad Autónoma del Estado de México deberá poner especial atención en el cumplimiento de la función social del servicio que ofrece a la población de la entidad, función social originaria, caracterizada por el compromiso social y la producción del conocimiento, mientras que, en apoyo a la educación a lo largo de toda la existencia de las personas, “el Estado creará la Universidad de la vida”.Otras acciones dispondrán que todo el personal docente que labore en el Sistema Educativo Estatal sea reconocido salarialmente “con base en un catálogo homologado con la Federación, y siempre actualizado, de plazas y funciones efectivamente desempeñadas. No se obligará a ningún docente a realizar actividades ajenas a su labor pedagógica, incluidas las actividades políticas a favor de algún partido”. De manera complementaria, “todas las instituciones educativas del Estado y privadas ubicadas en la entidad mantendrán constante comunicación para la valoración y mejora del servicio que se oferta a la población. Se revisarán permanentemente las disposiciones, los trámites y procedimientos, con objeto de simplificarlos, de reducir las cargas administrativas de los docentes, de alcanzar más horas efectivas de clase y de fortalecimiento académico, en general, para lograr la prestación del servicio educativo con mayor pertinencia y eficiencia”.Para el legislador presidente de la Comisión de Educación Cultura, Ciencia y Tecnología, su propuesta “toma relevancia si consideramos que, en el Estado de México, el rezago educativo en la población de 15 años o más que no concluyó la educación básica obligatoria fue de 29.6% en 2015, y que, en promedio, ocho de cada 10 niñas y niños de 6° de primaria no alcanzan los logros esperados en las áreas de lenguaje y comunicación”.Apuntó que en el “Grupo Parlamentario de morena consideramos que la educación que se imparta en nuestra entidad debe servir para promover el aprendizaje de calidad, la justicia, la equidad, el desarrollo y el crecimiento económico, así como la formación de ciudadanos comprometidos con el cambio y con la transformación de México”.