Callejón Informativo / 06 de Agosto 2021

Callejón Informativo 

Por: José Alam Chávez Jacobo

  • En dos años surgió un millón 306 mil mexiquenses más pobres
  • De 2018 a 2020 se sumaron 687 mil más, a la pobreza moderada
  • 618 mil personas se sumaron a las cifras de pobreza extrema
  • Pide PAN activar los Centros de Prevención, Atención y Tratamiento de la Violencia Familiar
  • Delfina Gómez ante el reto del regreso presencial a clases 

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) aseguró que aún es incierto el desenlace que traerá la pandemia del coronavirus en materia de desarrollo social, pero en un primer panorama se observan implicaciones negativas en el ingreso de las familias, incremento de carencias sociales, así como en el número de pobres, de lo cual no fue ajeno el estado de México.

De acuerdo con el estudio de medición de pobreza del CONEVAL, del 2018 al 2020, se establece que cinco entidades representan más del 50 por ciento de las personas que cayeron en pobreza (Quintana Roo, Baja California Sur, Tlaxcala, Estado de México y Yucatán, donde el número de ciudadanos en dicha condición subió en más de dos millones.

La información refiere que en este periodo, el porcentaje de la población en condición de pobreza aumentó de 41.9 por ciento a 43.9 por ciento, en tanto que el número de personas en esta situación pasó de 51.9 a 55.7 millones de personas.

Por otro lado, “el porcentaje de la población en situación de pobreza extrema presentó un incremento de siete por ciento a 8.5 por ciento, entre 2018 y 2020, mientras que el número de personas en pobreza extrema aumentó de 8.7 a 10.8 millones de personas”.

“En términos de carencias sociales, el mayor cambio entre 2018 y 2020 es un aumento de 12.0 puntos porcentuales en la carencia por acceso a los servicios de salud”.

Es importante tener en contexto que “de acuerdo con la metodología para la medición multidimensional de la pobreza, una persona se encuentra en dicha situación cuando tiene ingreso inferior a la Línea de Pobreza por Ingresos (valor de la canasta alimentaria más la no alimentaria) y presenta al menos una carencia social”. 

La población en situación de pobreza extrema es aquella cuando su ingreso es inferior a la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (valor de la canasta alimentaria) y presenta al menos tres carencias sociales. 

En el caso del estado de México, la pobreza incrementó del 41.8 por ciento al 48.9 por ciento, lo que representa un incremento de alrededor de un millón 306 mil personas; tomando en cuenta que en 2018 se contabilizaron más de siete millones 036 mil y en 2020, ocho millones 342 mil.

En cuanto a pobreza moderada, en 2018 se consideró a un 37.1 por ciento de la entidad mexiquense, subiendo a 40.7 por ciento, en 2020, lo que significa una población de 687 mil, porque en la primer referencia se dio cuenta de seis millones 252 mil y en la segunda, de seis millones 940 mil.

En lo que se refiere a pobreza extrema también hubo incremento. El CONEVAL informó que en 2018 se tomó en cuenta un porcentaje de 4.7 por ciento en esta entidad, pero ahora en 2020 el 8.2 por ciento esta en tal condición. El porcentaje refleja que hay 618 mil nuevas personas en pobreza extrema. 

En 2018 había 783 mil y en 2020 suman un millón 401 mil. En el estudio que presentó CONEVAL, el estado de México aparece en el sexto lugar nacional en cuanto a variaciones porcentuales (18 por ciento) en el número de personas en situación de pobreza.

En variaciones porcentuales de numero de personas en situación de pobreza extrema, el estado de México es noveno lugar con 78.9 por ciento.

Las personas pobres en México son aquellas que tienen una o más carencias sociales y tienen un ingreso mensual menor a tres mil 740 pesos en áreas urbanas y a dos mil 636 en rurales.

Una persona en pobreza extrema tiene al menos tres carencias sociales y su ingreso mensual está por debajo de una Línea de Bienestar Mínima, que incluye sólo la canasta alimentaria. Es decir, mil 793 pesos mensuales para zonas urbanas y mil 370 pesos para áreas rurales.

Los indicadores para medir la pobreza son ingreso corriente per cápita, rezago educativo promedio en el hogar; acceso a los servicios de salud; acceso a la seguridad social; calidad y espacios de la vivienda; acceso a los servicios básicos en la vivienda; acceso a la alimentación; grado de cohesión social y grado de accesibilidad a carretera pavimentada.

Atajos

Por la derecha: El Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) que encabeza Anuar Azar Figueroa presentó un punto de acuerdo en la Legislatura mexiquense, mismo que fue aprobado, para exhortar al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México (DIFEM) para que active los Centros de Prevención, Atención y Tratamiento de la Violencia Familiar.

Los diputados del PAN señalaron que el estado de México es la segunda entidad del país con mayor incidencia de violencia familiar, por ello se deben activar dichos centros que fueron concebidos para proporcionar los servicios que requieran tanto el receptor como el generador de violencia, a fin de reorganizar su conducta, su vida en la sociedad y en la familia.

La banca estableció que la actual situación de violencia familiar obliga a implementar políticas públicas que amplíen la cultura de la denuncia, sin dejar de lado las acciones para forjar los valores y principios que permitan elevar el bienestar común.

Por el centro: Ciertos sectores quisieran que haya ajustes en el Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, pero no porque en realidad piensen en qué puede ser lo mejor para los comicios del 2023, sino porque quieren quitarle este espacio a Alejandra del Moral Vela, porque suponen que si continúa se fortalecerá como la opción más seria para la candidatura.

A pesar de que hay quienes se resisten, Alejandra del Moral se ha colocado en la mejor ruta, en cuanto a las mujeres mexiquenses, además tomó el PRI en condiciones desfavorables y pocos recursos financieros, ahora que hay cierta recuperación, sí se convirtió en un espacio que agrada a más de uno.

A diferencia de otras mujeres priistas, Alejandra del Moral no ha regateado los encargos que le ha hecho el que manda en el estado, y tampoco ha puesto condiciones para asumirlos. Es decir, no menosprecia proyectos anteponiendo su ego. 

Por la izquierda: Delfina Gómez Álvarez, la secretaria de Educación Pública, tiene un reto importante que la dejará bien o mal parada frente a los habitantes. El regreso presencial a clases que ha sido impuesto al gabinete por el propio presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario nacional ha dicho que debe haber regreso a las aulas el próximo 30 de Agosto. 

Los buenos o malos resultados los podría llevar Delfina Gómez, porque Hugo López Gattel, el subsecretario de Salud no podría resultar más desgastado de lo que ya está. Los ojos de los padres de familia estarán sobre Delfina Gómez. Habrá que estar atentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s