Callejón Informativo en @edomexaldia (18 de Octubre)

Callejón Informativo

Por: José Alam Chávez Jacobo

– El cobro de cuotas a empresarios no es el mayor problema que enfrenta David Castañeda

– Evidencia que no cerró el círculo con quienes ahora lo denuncian

– De no finiquitarse acuerdos saldrían a relucir reales pruebas contundentes. Y lo saben

– El Líder del PAN pide investigación exhaustiva. Que eche un vistazo a delegaciones federales

– ¡Que gente de Zinacantepec está en la mira de grupos delictivos!

No habría que sorprenderse demasiado por el cobro que se efectúa en alcaldías del Valle de México para el otorgamiento de obras y compras diversas a proveedores, pues la “comisión” es cosa de todos los días, en cambio la situación que se acusa al alcalde de Atizapán de Zaragoza, David Castañeda, no resulta más que un negocio cuyo círculo no fue cerrado de manera efectiva por los operadores del Ayuntamiento.

Incluso se ventila el cobro de porcentajes por la asignación de obras como medida de respuesta de algunos empresarios a quienes se les retrasaron sus pagos, de lo contrario seguirían trabajando sin encontrarle irregularidades al gobierno que encabeza Castañeda, pero claro, como ven lastimados sus intereses ahora levantan la voz.

Los problemas que enfrenta la alcaldía de Atizapán de Zaragoza y en particular el alcalde en turno implican otro tipo de gravedades que aún no salen a la luz pública, mismos que en nada se dimensionan con los presuntos actos de corrupción en la asignación de obras que podrían quedar finiquitados si en las próximas horas les cumple a los proveedores que llevan meses sin cobrar sus servicios.

Incluso en el círculo cercano de alguno de los empresarios que vertieron datos incompletos a un medio de circulación nacional, se sabe que la intensión de las declaraciones era mandar un mensaje directo a David Castañeda, quien sabe perfectamente que algún familiar recibió cantidades importantes en el inicio de los negocios que se señalan, pero no cumplió su parte, dejando embarcados a sus “socios”, precisamente esta es la situación que más les molesto.

Por eso decidieron hacer pública la forma de operar del presidente municipal atizapense, más bien como una medida de presión porque lo estuvieron buscando para que les pagara algunos trabajos y continuará adjudicándoles obras, pero les dio la vuelta, pese a que a través de algún familiar recibió más de un millón de pesos por adelantado, como se señala en la nota publicada en el diario Reforma.

David Castañeda tuvo el desatino de no dimensionar los alcances que podría adquirir el problema, máxime que por ahí se preparan suficientes pruebas como grabaciones de audio y video, donde se evidenciarían los niveles de acuerdos que se pactaron, incluso documentos de alguna institución bancaria del rumbo de Satélite, cuyos fondos los recibieron personas cuyo nombre y apellido son del conocimiento del edil.

Pero todo dependería del tratamiento que haya querido darle desde ayer el alcalde Castañeda a lo vertido por los empresarios Zeferino Cabrera y Mario Correa, pues conoce a la perfección cuál es la situación y en dónde se rompió el círculo. Simplemente las partes no se cumplieron pero quienes acusan al edil tienen suficientes pruebas para dejarlo mal parado y la única salida parece estar encaminada a hablar con ellos y pagarles.

Ahora bien; no hay que sorprenderse demasiado pues los empresarios que ahora denuncian que se les pidió más de un millón de pesos para recibir asignaciones de obras sin mayores trámites, habrían aceptado dichas bases pensando que resultarían beneficiados sobremanera por lo que se callaron, y en este momento presionan porque se sienten engañados y con deudas encima.

El ámbito de la construcción y asignaciones de compras directas conlleva el cobro de comisiones casi de forma natural, sobre todo en las alcaldías del Valle de México donde se da por descontado que el 10 por ciento del monto total es para los funcionarios en turno, pero difícilmente trascienden con pruebas contundentes porque se cuidan las formas y se cumplen a cabalidad las partes.

En el caso tocante a Atizapán de Zaragoza es claro que existe, tal como lo documentaron presuntos afectados en medios nacionales, pero no es el más grave que enfrenta David Castañeda, quien incluso no tendrá mayores problemas si a la brevedad finiquita sus pendientes con quienes lo acusan.

Atajos

Por la derecha: Como buen político; Octavio Germán Olivares, dirigente estatal del PAN, se apresuro a pedir una exhaustiva investigación al alcalde de Atizapán, David Castañeda, por los actos irregulares que se le acreditan en la asignación de obras a proveedores, lo cual se anota como una postura natural y obligada, pero de paso debería echar un vistazo a ciertas delegaciones federales donde también se presumen actos dudosos en la adjudicación de contratos millonarios a ex diputados y ex alcaldes panistas, pues también podrían contener vicios que no deben presentarse en la administración pública.

 Por el centro: Seguramente el alcalde de Zinacantepec, Gustavo Vargas Cruz, reforzó su seguridad personal que de por sí era aparatosa, luego de que el procurador de justicia mexiquense, Alfredo Castillo Cervantes, reveló que gente ligada a “La Familia Michoacana” tiene en la mira a policías municipales que supuestamente participaron en la detención de personajes pertenecientes a dicha red delictiva. Debe haber temor y mucho en ese grupo político.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Edwin Paredes dice:

    Excelente vista que se le ofrece al asunto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s