Callejon Informativo

Información, Opinón y Análisis

Callejón Informativo
Por: José Alam Chávez Jacobo

En “Los Pinos” no hay gobernadores en el escenario de sucesión presidencial
Son cinco secretarios quienes tienen permiso para moverse rumbo al 2018
Chong, de la Madrid, Nuño, Narro y Meade
Eruviel tampoco está en el ánimo de sucesión
Expresa Alfredo del Mazo molestia con ciertos resultados electorales
Requiere PAN Edomex más que una dirigencia fuerte para saltar el abismo
No habrá unidad en PRI Metepec para que se quede David López tres años más. Gonzalez Yáñez, por PT-MORENA

En Presidencia de la República están definidos los personajes que tienen el visto bueno de su jefe para moverse con libertad pensando en la candidatura del 2018, entre los que no destaca algun Gobernador, ni siquiera Eruviel Ávila Villegas, del estado de México, quien dejará el cargo el 15 de Septiembre, quizá con tranquilidad, pero sin demasiadas expectativas.

Los secretarios que tienen permiso para buscar la candidatura presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) son Miguel Ángel Osorio Chong, de Gobernación (SEGOB); Enrique Octavio de la Madrid Cordero, de Turismo; Aurelio Nuño Mayer, de Educación Pública (SEP); José Narro Robles, de Salud y José Antonio Meade Kuribreña, de Relaciones Exteriores (SRE).

Por eso los movimientos de los funcionarios federales referidos incrementarán en los próximos meses, aunque algunos de ellos ya lo hicieron. Es evidente su penetración en medios de comunicación, además se dejan ver sin recato en reuniones con priistas del país y personajes de la sociedad civil, cuyos encuentros en apariencia no tienen relación con los rubros que representan en el gabinete.

Osorio Chong, quien fue gobernador de Hidalgo, es un personaje que en todo momento ha sido considerado presidenciable, además quien puntea en diferentes encuestas, sin embargo en “Los Pinos” se tiene clara la idea de que debe salir de Gobernación para consolidarse en la sociedad y abrirse a otros sectores, quizá desde Desarrollo Social.

Pero la salida de Chong tendría que darse en la coyuntura que más se acomode al escenario, en primer lugar porque el sustituto tendría que ser un perfil que no participe en la puja por la candidatura presidencial pero que además no genere desequilibrios ni en el gabinete ni al exterior del Gobierno Federal.

Enrique de la Madrid es un perfil con estirpe, que podría unir a grupos de antaño y priistas que no tuvieron relación alguna con su papá, el ex presidente de la República, Miguel de la Madrid Hurtado, pero hay voces a favor y en contra en torno a lo que significaría llevar a las urnas al hijo de un ex mandatario insertado en la corriente de quienes son considerados miembros del viejo PRI.

Meade y Narro son dos personajes que cuentan con elementos y simpatías de grupos sociopolíticos que no están y tampoco estarían del lado del PRI o con los anteriormente mencionados.

Tales consideraciones son un capital adicional que aportarían a la maquinaria priista, el primero referido significaría además un elemento de certidumbre para los dueño del dinero y tendría la simpatía de panistas, en tanto que el ex Rector de la UNAM atrae a intelectuales, gente de izquierda que poco a poco ve difícil la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia, así como el voto universitario.

Aurelio Nuño es de los priistas con menos capital en las encuestas, sin embargo su perfil es caldo de cultivo para los empresarios de la mercadotecnia, la publicidad de los medios de comunicación, además su preparación académica y la experiencia que ha acumulado, lo harían un aspirante interesante.

No hay que perder de vista que Enrique Ochoa Reza, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), tiene interés en la candidatura, más aun porque lo animaron los resultados en Coahuila y Estado de México, pues independientemente de la diferencia con que ganaron los abanderados en ambas entidades, entregó dos buenos resultados al presidente Enrique Peña.

En el escenario de “Los Pinos” no existen gobernadores en el escenario de sucesión, en gran medida porque el prestigio de los gobernadores priistas no vive su mejor momento y en segundo lugar porque ninguno tiene el perfil que se requiere para la contienda presidencial del 2018, en tanto que para Eruviel Ávila fue un gran tropiezo el resultado que obtuvo su partido en la región donde supuestamente era poderoso.

Atajos

Por el centro: Alfredo del Mazo Maza, quien ganó la elección del primer domingo de Junio, no está de vacaciones, se ha reunido con diferentes sectores del PRI y los partidos aliados, está muy activo, sin embargo es un hecho que muestra mucho ánimo y se manifiesta contento por haber conseguido la Gubernatura pero no oculta que tiene plenamente identificado dónde se perdió y cuáles fueron los elementos que incidieron en la derrota o falta de crecimiento electoral de su candidatura.
Del Mazo dijo en una de esas reuniones que preocupa que en diversos municipios no se hayan conseguido las metas o peor aun decrecieron los números. En esta circunstancia quien resultó muy mal parada fue Alejandra del Moral Vela, la dirigente estatal, cuyo municipio entregó pésimas cuentas a Del Mazo. De hecho el perfil que se quiere mostrar de Alejandra del Moral es precisamente ficticio para ocultar lo que realmente se piensa de ella tras los resultados electorales. Lo comentaremos con mayor detalle en las próximas entregas.

Por la derecha: El complicado escenario electoral que se observa para Acción Nacional (PAN) en el 2018 será muy complicado, por lo que se necesitará más que una dirigencia estatal fuerte para poder revertirlo, de hecho algunos alcaldes como los de Naucalpan y Atizapán de Zaragoza tendrían que quitarse de la mente la idea de reelegirse, mientras que en el Valle de Toluca quienes tuvieron a su cargo la coordinación, como Gerardo Pliego Santana, garantizarían otra gran derrota.
Habrá que ver cuántos militantes acuden a refrendar su militancia para poder ver con mayor claridad qué cantidad suman en cada municipio y entender si por lo menos les alcanza para completar el ejército electoral de sus municipios en el 2018. De no abrirse el panismo a figuras sin la sombra de la corrupción o manchadas por su propio pasado, no saltarán el abismo.

Por la izquierda: De concretarse la coalición PT-MORENA rumbo al 2018, es evidente que en Metepec será difícil que el priismo pueda detener a Oscar González Yáñez en su regreso a la Presidencia Municipal. Los grupos priistas no jalarán en la misma sintonía porque David López Cárdenas y sus asesores de cabecera con acento sinaloense, desprecian a todos los sectores que podrían sumarle y hacen muecas cuando escuchan los nombres de Carolina Monroy del Mazo o Ernesto Nemer. En la elección de Gobernador sacaron las cosas en el voto distrital pero en la municipal no habrá unidad para permitir que David se quede otros tres años en el cargo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: