Callejón Informativo en @edomexaldia (23 de Mayo)

Callejón Informativo

Por: José Alam Chávez Jacobo

– Valoraciones en los bunkers de los candidatos al iniciar segunda semana de campaña

– El debate televisivo primer elemento que desconcertó

– Reforzarán estrategia territorial

– Inicia la propaganda negra como complemento a las movilizaciones

– Diputado Sámano de manteles largos

– Grupo Tlalnepantla muestra fuerza en el PAN

– Observan peligro en candidatura de Encinas

En el arranque de la segunda semana de campañas en el Estado de México hay diferentes valoraciones que deben tomar en cuenta Eruviel Ávila Villegas, Alejandro Encinas Rodríguez y Luis Felipe Bravo Mena, fundamentalmente por lo que corresponde al inicio de la propaganda negra, el replanteamiento de la estrategia territorial, el uso de recursos y fundamentalmente la muestra de lo que fue el primer debate entre los contendientes.

 Y es que en esta primera semana intensa para alguno de los candidatos, dirigida completamente al Valle de México por otro y demasiado débil para uno de ellos, deja varias enseñanzas, la principal es que no hay lugar para el triunfalismo anticipado y que en cualquier momento podría explotar la campaña proselitista que en sus primeros días se vio bastante tranquila.

De la primera semana de movilización se esperaba con ansias el debate pactado en Televisa con Denisse Mearker, cuyos resultados no fueron los que esperaban los equipos de los tres aspirantes, pues a pesar de que todos se proclamaron como los triunfadores, en realidad habría que ser conservadores para creerlo, sobre todo en relación a los elementos en los que se basan para hacer esas afirmaciones.

El abanderado de la alianza “Unidos por ti”, Eruviel Ávila, sufrió los embates de un Bravo Mena que llegó con cierta energía, a tratar de dejar mal parado al priísta, lo que consiguió de forma contundente, pero en términos prácticos no posicionó propuestas ni logró acreditarse como un candidato con reales posibilidades de ganar la primera magistratura estatal.

Bravo Mena sabe quien va a la cabeza en las preferencias y le apostó a desequilibrarlo en el debate, lo que logró sin mayores problemas, incluso llamó tramposo a Eruviel cuando lo acusó de no implementar políticas públicas que favorecieran a los colonos en su paso por el gobierno federal, cuestionamiento que rechazó contundentemente.

 Evidentemente el abanderado de la alianza PRI-PVEM-PANAL no se mostró con la fortaleza que presume y fue abatido por sus contendientes quienes le hicieron ver que la mayoría de sus propuestas son producto del reciclaje, que ya han sido propuestos por otros actores y que algunas estarán en práctica de manera obligatoria con la aprobada Ley de Educación.

Es cierto que el equipo del priísta tenía que proclamarse triunfadores del debate por razones lógicas en una campaña proselitista, pero harían muy mal si se creen su propia mentira, por el contrario tendría que rediseñar otra estrategia para mostrar a un Eruviel con mayor capacidad de reacción ante próximos debates.

A Encinas se le criticó su reiterativa postura de presumir logros de la administración del DF en la que cumplió un interinato como Jefe de Gobierno y también se le atribuye una postura débil al mantenerse alejado de la estrategia panista de encarar al puntero de la campaña, aunque tal vez fue quien sí cumplió sus verdaderos propósitos.

Lo anterior en virtud de que mientras Bravo se mostró en algún momento desesperado por mostrar al PRI que está detrás de Eruviel Ávila y desnudar la autoría de las propuestas de campaña de su oponente, Encinas se asumió propositivo, con temple y se alejó de aquella determinación estridente, radical y confrontante que tanto le ha afectado a su jefe político Andrés Manuel López Obrador.

Dos asuntos asumidos con frialdad y contundencia por Encinas tienen que ver con el caso de Rogélio Cortéz, afirmando que pediría cárcel para ese funcionario y que denunciarían penalmente los actos de corrupción que se exhiben en el conocido video difundido en el programa de Merker. Encinas respondió muy bien cuando casi al cierre del debate Eruviel insistió en la eliminación del IETU.

Los críticos del abanderado de la izquierda señalaron severamente como un error el haber dictado logros del DF y comprometerse a impulsar los programas sociales que operan en la capital en esta entidad, si gana la elección del tres de julio, pero podemos entender su determinación porque no tiene otros elementos qué presumir. Su carrera política la construyó en el DF, lo cual está más que documentado y discutido por eso en su estrategia no había más que presumir lo que se hizo e insistir en que los programas de la Ciudad de México funcionan y funcionan bien a favor de los pobres.

En conclusión, Eruviel fue quien perdió más en el debate, porque fue exhibida su falta de preparación para el encuentro, donde no esperaba un Bravo Mena severo, un Encinas propositivo, con temple. Eruviel encaró con una mala estrategia a quienes lo acusaban de cuantos errores recordaron de pasados gobiernos priístas, al grado que recibió calificativos de mentiroso y ser impulsado por quien utilizó el slogan de acabar con las ratas en 1999 y actuó de forma contraria.

Sin embargo el debate quizá solo fue motivo para replantear estrategias entre los contendientes pues no definió al electorado ni cambió el rumbo de las encuestas.

Pero sí dio paso para tomar decisiones en el sentido de iniciar la propaganda negra que ya se aprecia en las redes sociales y que hasta el momento está dirigida completamente a Encinas, a quien observan con posibilidades de crecer entre el electorado pues aunque es muy temprano para definir la elección ya está arriba del 20 por ciento y no se observa una caída de la izquierda.

Aunado a ello, las condiciones político-electorales obligaron a replantear la estrategia territorial, pues los tres aspirantes buscarán regiones con alta prioridad por la votación que representan, mientras que el PAN tendrá que sumar a sus cuadros nacionales para competir en los medios, pues los números no les favorecen y no se observa que puedan repuntar.

Atajos

Por el centro: Quién será muy felicitado es el diputado Miguel Sámano Peralta, coordinador del Grupo Parlamentario del PVEM, a propósito de su onomástico, por lo que le enviamos una cordial felicitación desde este espacio.

Por la derecha: El Grupo Tlalnepantla mostró su fuerza en el PAN al organizar vistoso evento al candidato a Gobernador, Luis Felipe Bravo Mena, donde estuvieron presentes Gustavo Madero, el líder nacional, así como los presidenciables Ernesto Cordero, Alonso Lujambio y Javier Lozano. Por ahí estuvo también el Senador Ulises Ramírez Núñez a quien le fue bien en el “aplausometro” aunque eso no indica que su corriente tenga el control electoral del municipio, donde hay fuerzas que podrían dejarlos mal parados en la elección del próximo año donde se fincan sus reales intereses.

Por la izquierda: La aparición de propaganda negra en contra de Alejandro Encinas confirma que quienes apoyan al puntero de la competencia sí le ven posibilidades de crecer y acercarse al 30 por ciento de la votación, pues hasta el momento no ha cometido errores graves, adicionales a los que de manera natural envolvía su nominación como candidato a Gobernador. Encinas está concentrado en los municipios que en otros momentos favorecieron a la izquierda, por eso la guerra sucia se convierte en un elemento para crear confusión entre quienes lo aceptan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s